Blog
18_ABRIL_NO_TE_OLVIDES_DE_SEGUIR_ENAMORANDO_A_TUS_CLIENTES.jpg

No olvides de seguir enamorando para atraer y retener clientes

La etapa final del Inbound Marketing es igual de importante que las primeras.

Sin embargo, para muchas empresas que consiguen cerrar tratos con sus clientes, poco importa lo que pase después, en términos de marketing.

Esto puede tener como consecuencia la pérdida de oportunidades para seguir haciendo negocios con tus clientes actuales, como renovaciones de contrato o la oportunidad de hacer up-selling y cross-selling.

El ciclo de Inbound Marketing tiene cuatro etapas claras:
atraer, convertir, cerrar y deleitar.

Sin embargo, gran parte de las empresas invierten la mayoría de su tiempo y recursos en seguir llenando la parte superior del embudo, lo que provoca que los clientes se sientan abandonados.

Sin embargo, estudios demuestran que es 6 o 7 veces más caro atraer nuevos clientes que retener y hacer negocios con clientes existentes. Aún con este dato, solamente el 7% de los clientes sienten que las empresas sobrepasan sus expectativas en el servicio post-venta.

Las ventajas de las campañas de fidelización de clientes van más allá del presupuesto de marketing. Una de los beneficios más grandes de un buen servicio el cliente es que ayudan a tus consumidores actuales a convertirse en embajadores de tu marca y promover tu negocio con publicidad de boca en boca.

Otra ventaja importante es que puedes convertir las historias de éxito y satisfacción de tus clientes en diferentes piezas de contenido que te ayuden a atraer nuevos clientes desde una perspectiva Inbound.

Las recomendaciones y referencias directas e indirectas son uno de los factores más grandes que influyen en la decisión de compra de nuevos clientes. 

¿Cómo enamorar a tus clientes? Si ya reconociste el valor detrás del amor de tus clientes para atraer y retener clientes nuevos, entonces seguramente te estarás preguntando cómo enamorarlos. Una estrategia de fidelización efectiva comienza con tres preguntas fundamentales:

1. ¿Estás resolviendo los problemas de la gente?

Tus clientes llegaron a ti con una necesidad, deseo o problema y encontraron contigo una solución. Sin embargo, así como el mundo de los negocios se mantiene en constante evolución, sus problemas no son estáticos.

Por este motivo, tu responsabilidad está en dar seguimiento y mostrar un interés auténtico en conocer cuáles son sus retos actuales y continuar ayudándolos.

2. ¿Estás apoyando a tus clientes con recomendaciones y siendo de ayuda?

Hay problemas que tú puedes ayudar a resolver y hay otros que no. Sin embargo, convertirte en un aliado de tus clientes y demostrarles que estás dispuesto a ir un paso más allá para ayudarlos puede hacer maravillas para tus campañas de fidelización.

Tu estrategia Inbound debe darle poder a tus clientes a través de recomendaciones y asesoría para cumplir con sus metas y objetivos. Si lo logras, ellos podrán recomendarte, no solamente por tu producto o servicio, sino por tu experiencia y disposición por ayudar.

3. ¿Tienes una actitud alegre, cálida y abierta?

Asegúrate de que, en cada interacción con tus clientes y prospectos, la voz de tu empresa sea alegre, cálida y abierta.

Recuerda que un cliente satisfecho es más receptivo a volver a realizar una compra, quedarse contigo más tiempo y sobre todo recomendarte con otra oportunidad.

A nadie le gusta interactuar con una pared, así que, si quieres conservar y hacer crecer tus negocios con tus clientes, debes mostrarte con una actitud mucho más humana.

Espero que, con estas acciones a seguir, te haya quedado claro la importancia de nunca olvidar seguir tratando bien a quienes, en algún momento, confiaron en tu producto o servicio. Ellos, más que nadie, merecen tu atención. No caigas en el error que comete la mayoría: seguir obsesionado por atraer nuevos prospectos cuando no se buscas retener a tus clientes actuales.

como venderle inbound a director financiero

Marketing
Compartir:
Sobre el Autor
Mariana Reul
Mariana Reul

Account Manager en GROU Crecimiento Digital.

Comentarios